sábado, 20 de octubre de 2007

una casa nueva


Cuando veo una casa nueva, con paredes desnudas y aroma a pintura aún fresca y brillante, relucientes ventanas que aún no han sido abiertas al amanacer, ladrillos y tejas de un rojo rabioso, alfombras mullidas e impolutas, jardines cuidadosamente podados, escaleras silenciosas que aún no albegaron pesados pasos, habitaciones vírgenes y cimientos resistentes, no puedo evitar pensar que, tarde o temprano, la humedad y el frío hincharán las paredes descascarando la pintura y quebrando las tejas, las puertas, antes aceitadas comenzarán a chirrear interrumpiendo mis pensamientos o trabándose definitivamente , los vidrios de las ventanas comenzarán a opacarse impidiendo ver el exterior, las paredes a resquebrajarse hasta que inexorablemente, los cimientos cedan y la endeble y temblorosa estructura, alguna vez orgullosa, se desmorone y derrumbe definitivamente.




http://www.fotolog.com/andrei_ssss/33115160

2 comentarios:

LEOPOLDO dijo...

a este blog le cortan el pelo seguido

mxi dijo...

rapado rutinario
la casa se infla y se desinfla con un ritmo cardiaco de siesta